La piedra turquesa o la piedra turca es una piedra bellizima que ha tenido varias funciones a lo largo de la historia. Fue utilizada para hacer joyería desde la época del Antiguo Egipto y luego también fue utilizada en la época de las cruzadas, donde los musulmanes las usaban como decoración en sus armas y pistolas, pues pensaban que traían buena suerte.

Aunque la piedra turquesa no sale de Turquía, en la antigüedad la comercializaban mucho a través de la ruta de seda desde Turquía a Europa, por eso cuando los franceses llevaron la piedra a Francia desde Turquía, le pusieron el nombre de “Pierre Turquoise” y su nombre permaneció así hasta hoy.  Actualmente las mejores piedras turquesas salen en Irán.

La piedra turquesa tiene varios beneficios tanto a nivel físico como mental:

-Ayuda a las personas con migraña o dolores musculares

-Aumenta la capacidad de memoria

-Mejora los problemas oculares y de garganta

-Reduce el exceso de acidez y problemas estomacales

– Ayuda en los tratamientos de trastornos circulatorios

-Mejora la vida sexual

-Es una fuente de paz y tranquilidad

-Es un amuleto de buena suerte para los viajeros

-Limpia las radiaciones electromagnéticas

-Calma los nervios y ayuda a resolver los problemas creativamente

Para comprar productos con la piedra turquesa por favor HAZ CLICK.